viernes, 5 de febrero de 2010

...En Mi TeJaDo...


"Ahora me encuentro aquí, sentada en el tejado, arriba, en lo alto, observando todo el bello paisaje que me rodea..., aislada de la gente, sola, sin el más monotono ruido..., solo se oye el cantar de los pajaros. MIentras, yo cierro los ojos y empiezo a imaginar...
Estamos tu y yo a lo lejos, en aquella pradera, tumbados, juntos, dormidos, el uno pegado al otro, bajo un bonito día de primavera, el viento roza nuestras caras y me besas suavemente.
Vuelvo a abrirlos y mi vista se dirige a esa pradera..., pero no es la misma que en mi fantasías, ahora está seca, desierta, sin nadie, no estamos los dos, todo esta lleno de tristeza, todo se ve de otro color en este cruel mundo, pero cuando cierro los ojos y vuelvo a soñar despierta..., es maravilloso, todo es felicidad, alegría, color, como si de un cuento se tratase.
Es muy triste darse cuenta que solo en mis fantasías encuentro la felicidad, el amor, y que en este mundo en el que todo se ve en blanco y negro, todo es tristeza, soledad...
Por eso en mis ratos tristes, amargos, subo aquí a este tejado, me siento y observo a mi alrededor, cierro los ojos y me aislo en mi mundo de fantasías. Hasta que alguien me llama o cualquier ruido me hace interrumpir esos sueños y me veo obligada a bajar de este tejado..., pero cada tarde o cada noche que puedo sin que nadie note mi presencia, sin que nadie me escuche, subo aquí, escondiendome de todo y de todos..., y sobretodo me pongo a pensar en mi, en mi futuro, en ese alguien que llenara mi vida de amor pero que aun no ha llegado, alguien imaginable que solo aparece en mis sueños desde el tejado. Es y será siempre mi sitio de reflexión, de soledad, de imaginación, fantasía, el lugar donde puedo pensar sin que nadie me moleste, un lugar ideal...
Y termino mi tarde en el tejado, ha sido una tarde corta en mi mente y verdaderamente larga en el mundo real. Otra vez alguien me interrumpe, vuelven a llamarme y eso hace que tenga que acudir corriendo, abandonar mi diván de los sueños y volver a la realidad, antes de que alguien me descubra. Mañana volveré a subir, a soñar, a imaginar, porque solo en ese momento es cuando encuentro la felicidad..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario