miércoles, 16 de junio de 2010

"EL REINO DE LAS HADAS" capitulo 2


De repente Celeste se mete dentro de un árbol por una abertura, pero yo soy demasiado grande y no puedo entrar por ese agujero tan pequeño… Entonces ella mira hacia atrás y ve que no puedo pasar…
-Celeste: “Puff..., eres muy grande, a ver que puedo hacer… ¡Ya sé! Te convertiré en un hada, ¿quieres? Luego volverás a tu forma normal cuando caiga la noche y la luz de la luna te alumbre, ¿te parece?...”
-Ana: “¡Estupendo, me parece bien!”
Entonces vuelve a espolvorear unos polvos mágicos de distinto color a los anteriores… Y poco a poco noto como voy encogiendo hasta convertirme en un hada como ella de pequeña… Entramos en el árbol y ahí está el mundo de las hadas, todo brilla con un color dorado…, un montón de pequeñas criaturas vuelan dentro del inmenso tronco que es muy largo y ancho. En las paredes pueden verse pequeños agujeros que son las casas de las hadas… Me quedo asombrada y sin creerme lo que veo…
-Ana: “¡Es precioso!, ¿aquí vivís todos los de vuestra especie? Tiene todo un color…, no puedo creerlo, esto parece un sueño…”
-Celeste: “Si, aquí vivimos todas las hadas y duendes de este bosque y este es nuestro reino, voy a presentarte al rey y la reina de las hadas, y a mi familia…”
Sonriendo y asombrada voy todo el camino, todas las hadas se me quedan mirando como a un ser extraño, es una sensación parecida a cuando eres la nueva del instituto…
En un momento veo a mi lado como un duende se me queda mirando y sonríe al verme, y yo hago lo mismo, se le ve algo especial y me gustaría conocerle… Entonces le pregunto a Celeste:
-Ana: “¿Quién es ese chico, Celeste? Es muy guapo y simpático…”
-Celeste: “Si, ese es el príncipe del reino y es guapísimo, todas las hadas están presentándose a candidatas para casarse con el, está buscando esposa para dirigir el reino. Todas las hadas chico aquí se les llama duendes…”
-Ana: “¡OH, dios mío! Quiero conocerle, por favor, luego me lo presentas”
-Celeste: “Tranquila, lo haré, ten paciencia…”
-Ana: “No sé, tiene algo…especial solo en la mirada”
Seguimos adelante hasta llegar al sitio donde se alojan los reyes…
-Celeste: “Señores reyes de las hadas, vengo a presentarles a una nueva hada, que la encontré por el bosque y quisiera preguntarles si puede formar parte del reino…”
Entonces exaltada, le susurro al oído:
-Ana: “Pero, ¿Qué dices?, yo no puedo quedarme a vivir aquí, recuerda que soy una humana y pronto recuperaré mi tamaño…”
-Celeste: “Tranquila, no digo que te quedes a vivir todavía, de momento puedes entrar aquí como si fuera tu casa… todas las tardes, ¿vale?”
-Ana: “Vale, esta bien, veré que decido después”
La reina y el rey se me quedan mirando fijamente de arriba abajo y me preguntan:
-Reina: “¿Cómo te llamas pequeña?
-Ana: “Soy Ana, acabo de llegar a la ciu…, emm, perdón, vengo de otro mundo y Celeste me ha traído para enseñarme esto…, me preguntaba si podría venir por aquí algunos días…”
-Rey: “Mm… ¿Tienes hogar Ana?”
-Reina: “Si quieres puedes quedarte a vivir aquí, piénsatelo”
-Ana: “Si, tengo hogar, de momento no me quedo a vivir, solo quiero venir aquí todas las tardes, ¿puedo?”
-Reina: “Claro que si, bienvenida Ana, siéntete como en tu casa…”
-Rey: “Lo mismo digo, Celeste te presentará a los demás miembros. Venga Celeste acompáñala”
-Ana: “Muchas gracias señores reyes. Hasta pronto”
-Celeste: “Vamos Ana, no tenemos mucho tiempo”
Nuestro siguiente destino era conocer a la familia de Celeste…
Cuando llegamos, veo a un hada pequeña jugando sola sentada en un poyete y dos hadas dentro…
-Celeste. “Mira, esa es mi hermana pequeñita y estos son mis padres, mi madre Luz y mi padre Fuego.
-Luz: “Hola Celeste, ¿Quién es esta? ¿Una nueva amiga?”
-Celeste: “Si mama se llama Ana, acaba de llegar, pero viene de otro reino y solo esta de visita”
-Luz: “Hola Ana, siéntete como en tu casa, si quieres algo solo tienes que pedirlo…”
-Fuego: “Hola Ana, bienvenida a nuestro reino”
Entonces Celeste me susurra muy bajito:
-Celeste: “Ten cuidado Ana, si te preguntan que años tienes no digas los tuyos en realidad, di que tienes 50 años, es la edad normal de nosotras. Yo tengo 48, así la gente sabrá que es como si tuvieras tu edad en la realidad, ¿vale?”
-Ana: “Muchas gracias por avisarme Celeste, eres una buena amiga”
-Celeste: “Vámonos, te presentare al príncipe”
-Ana: “Si por favor, vamos”
De camino, pienso en que podría vivir aquí, todo esto es maravilloso, pero no puedo quedarme, tengo mi familia… No sé…, voy a ver que tal esta todo esto y a conocer al príncipe, veré que hago, ya lo pensaré.

Continuara...

2 comentarios:

  1. Waaa k chuloo yo tambien quiero ser hada menudo chollo XD poder volar y todo ^^
    Gracias por el capitulo cristina estare esperando el siguiente, animo!! kiss xaoo

    ResponderEliminar
  2. jeje gracias por seguirme guapisima la verdad que anima mucho a seguir, me alegro que te guste. La verdad que si, seria un chollo poder volar =)

    ResponderEliminar