sábado, 26 de junio de 2010

EL REINO DE LAS HADAS capitulo 6


No se si se lo creerán, espero que me comprendan y no me busquen… pero tenía que contárselo…, son mis padres…
Guardé la carta en un cajón de mi escritorio…, luego la dejaría a la vista de mis padres antes de irme por la tarde…
Después estuve a solas en mi habitación, despidiéndome de todo, de todas mis cosas, con la esperanza de volver algún día…
Estuve otro rato con mis dos hermanas mayores, me río mucho con ellas… tienen cada tontería…, las voy a echar de menos…
Al caer la tarde deje la carta en el salón y me despedí de mi familia:
-Ana: “Adiós papá. Te quiero mucho, eres un buen padre. Cuida de mis hermanas y de mama….
Mama… Adiós… te quiero. Espero volver pronto”
Mis padres no entendían nada, pero se creyeron que eran tonterías mías, que estaba de broma y que necesitaba mimos y se lo tomaron como un “Adiós hasta la noche”
Por un lado me vino mejor, pero solo de pensar lo que sufrirían cuando ya no estuviera sentía pena de dejarlos así… Pero ya está decidido, me voy, no me voy a echar atrás… Pensaba en el príncipe y seguía adelante con mi decisión.
Salí de casa corriendo hacía el bosque… Recordando el sueño que tuve esa noche que se me acababa de venir a la cabeza… Soñé con Alexander, con nuestra boda, con que éramos felices y que todo era como un cuento de hadas… Espero que mi sueño se haga realidad.
Llegué al sitio de siempre y allí estaba Celeste… ¡pero también estaba Alexander!
-Ana: “Hola Celeste, hola Alexander, he venido lo mas rápido que he podido…”
-Alexander: “Hola Ana, que ganas tenía de verte…”
-Celeste: “Hola Ana, me alegro de que estés aquí…”
-Ana: “Haber, necesito hablar con los dos… Celeste tienes que ayudarme y hacerme un favor…”
-Celeste: “Si, dime Ana, yo te ayudo si puedo.”
-Ana: “Veréis ya he tomado una decisión, me he retrasado un poco porque estaba despidiéndome para siempre de mi familia… Alexander…Celeste…, quiero convertirme en un hada para siempre y para ello necesito que me ayudes Celeste…, me dijiste que podías hacerlo, por favor hazlo… Y dime si podré volver alguna vez a mi forma de humana, para ver a mi familia aunque sea por un día…”
-Alexander: “¡Ana! No me puedo creer que hayas tomado esa decisión, te quiero cariño, nunca me separaré de ti… Celeste, ¿eres capaz de hacerlo? Di que si por favor…”
-Celeste: “Ana, haber, lo primero, me alegro que hayas tomado esa decisión y espero que estés segura de ello. Te explico: yo puedo convertirte en hada para siempre, pero hay una excepción que podrás aprovechar… En las noches de luna llena si sales al exterior volverás a tu forma de humana, sin embargo, si lo haces en noches donde la luna no esté llena, seguirás siendo un hada, no te afectará… Así podrás ver a tu familia y quedarte aquí en la ciudad solo los días que la luna se mantenga llena… Y otra cosa: si cuando se produzca el cambio de luna todavía no has vuelto a tu forma de hada te quedarás como humana para siempre. Por eso aprovecha el día que la luna esté llena por completo y ni se te ocurra llegar por la noche, vente antes, por la tarde, ¿vale? ¿Lo has entendido?”
-Ana: “Si, es sencillo, muchas gracias Celeste, seguiré tus avisos.”
-Celeste: “¿Preparada para tu cambio?”
-Ana: “Si, creo que si”
Tuvimos que irnos cerca de un lago que había allí, para que con el reflejo de la luna y conmigo, Celeste pudiera realizar mi transformación por completo. Me pidió que me metiera en el agua y me pusiera cerca o encima del reflejo de la luna que esta vez estaba creciente… Cuando ya estaba colocada, Celeste se puso sobre mí… En un momento miré a Alexander que se encontraba en frente mía, con una sonrisa y diciéndome que todo iba a salir bien. Celeste comenzó a derramar una mezcla de polvitos mágicos que hicieron que mi transformación fuera más fuerte y larga…, pero creo que fue también la fuerza de la luna.
Mientras poco a poco perdía mi forma de humana, iba perdiendo mis fuerzas hasta que cuando me había convertido en un hada quedé inconsciente y fui cayendo poco a poco desplomada, pero Alexander enseguida voló deprisa y me salvo para que no cayera al agua… Yo seguía inconsciente en los brazos de Alexander. Según me contó luego Celeste, él estaba preocupado de que no despertara y no se separaba de mí ni un momento… Me llevaron los dos deprisa a casa de Celeste y me tumbaron en una cama hasta que despertara… Cuando abrí los ojos todos estaban a mi lado rodeándome, Alexander me cogía la mano, Celeste me tocaba la frente y sus padres me traían un vaso de agua…
En seguida, sin recordar nada apenas, le pregunté a Celeste.
-Ana: “¿Por fin soy un hada para siempre? ¿Qué me ha pasado?”
-Celeste: “Si, ya eres un hada de verdad y solamente te has desmayado debido a la fuerza de la transformación…”
-Alexander: “¿Estas bien Ana? Me has asustado, pensé que iba a perderte… Por fin podremos estar juntos”
-Ana: “Si cariño, ya estoy mejor. Alexander, quiero casarme contigo, cuando quieras será nuestra boda… Te amo y ahora que soy un hada de verdad no me separaré nunca de ti…”
-Alexander: “¡Ana! Me alegro muchísimo que digas eso, yo también te quiero y mira, mañana mismo por la tarde será nuestra boda, no hay tiempo que perder y después viviremos juntos y felices para siempre… “
-Ana: “De acuerdo, mañana nos casamos, hay que anunciarlo por todo el reino… Vamos quiero acompañarte…”
Decidida, intente levantarme deprisa de la cama en la que estaba tumbada, pero todavía no me encontraba con fuerzas suficientes…
-Alexander: “Ana, tranquila, descansa, todavía no estas recuperada del todo…”
-Ana: “No, yo quiero ir contigo, si, si puedo, estoy bien…”
Hice un último esfuerzo y por fin me levante aunque tuve que apoyar mi brazo en el hombro de Alexander.
-Ana: “Ya estoy, vámonos, enseguida venimos Celeste… Y por cierto, no se como agradecerte todo lo que has hecho por mi… Muchas gracias.”
-Celeste: “No me las des, necesitabas mi ayuda y somos amigas, ahora ve a anunciar tu matrimonio y luego vienes aquí y descansas un poco que todavía estas muy débil… Me alegro que te vayas a casar con el príncipe… Adiós Ana.”
-Ana: “Gracias Celeste. Hasta ahora”
-Alexander: “Ahora venimos, cuidaré de ella Celeste. Adiós.”
-Celeste: “Si por favor, cuida de ella está débil… Adiós que se dé bien.”
Alexander y yo nos íbamos a recorrer todo el reino pregonando que nos casábamos mañana. Estaba tan feliz, recordaba en algunos momentos mis sueños de ser un hada y la verdad, eran igual a lo que está pasando ahora… No me puedo creer que esto me este sucediendo a mi…
Mientras Alexander voceaba por el reino que nos casábamos mañana, algunas de las hadas mas envidiosas que no fueron capaces de conseguir el puesto de princesa, se quedaban boquiabiertas y me miraban de arriba abajo con cara de asco… No puedo creer como puede haber hadas tan malas como esas… que solo desean el mal a las que son mejor que ellas…
Cuando habíamos terminado, el príncipe y yo fuimos a casa de Celeste, para que yo pudiera descansar un poco ya que todavía me faltaban las fuerzas…
-Celeste: “¡Hola! ¿Qué tal os ha ido? ¿Bien?”
-Alexander: “Si, creo que ya todo el reino se ha enterado de nuestra boda.”
-Ana: “Si, ¡nos hemos recorrido todos los sitios! ¡Esto es enorme!”
-Celeste: “Muy bien… Bueno ya es tarde y creo que Ana debería descansar un poco, que mañana es un gran día y necesitas energías, ¿verdad Ana?”
-Ana: “Si, llevas razón, estoy cansada, me acostaré pronto…”
-Alexander: “Si, eso, duerme y recupérate que sigues algo débil y mañana por la mañana vendré a verte antes de prepararnos para el casamiento de por la tarde… Bueno, me voy. Hasta mañana Celeste. Adiós Ana, te quiero cariño…”
-Celeste: “¡Adiós príncipe!”
-Ana: “Adiós Alexander, hasta mañana, yo también te quiero…”
Me dio un beso y se marchó.

4 comentarios:

  1. m encantoooooooo wapaaa, soyyy manoliiii, sigue asiii el sigiente prontooo plisss jejeje besitosss

    ResponderEliminar
  2. Uff menos mal k todo salio bien, jeje yo estaba un poquito nerviosa por si acaso abia un atentado por parte de otra hada XD menos mal k no tenia razon ^^
    esta genial ^^ me encanta tu trabajo, yo te seguire apoyando ^^ kiss xaoo

    ResponderEliminar
  3. jajaja gracias a las dos por seguir la historia, espero que os guste, dentro de poco subire el proximo capitulo. Un beso

    ResponderEliminar
  4. muy buenna he subido dos capitulos mas por si los quieres leerlos

    ResponderEliminar