lunes, 23 de enero de 2012

...Ella...

Dulce, muy dulce. Libre y sencilla como ella sola saber ser. Espontánea y risueña son adjetivos que la caracterizan. Única y especial porque nadie habrá como ella. Especial incluso con su nombre y su solidaridad. Única por su ternura y el cariño que desprende a través de esa pequeña pero maravillosa sonrisa.



Una sonrisa llena de alegría, acompañada de un brillo particular en esos ojos color esmeralda. Ojos que desprenden una mirada sincera, de esas que salen del alma; o mejor dicho, del corazón.


Sí, de ese pequeño corazoncito cargado de bondad que la caracteriza como persona, lleno de sentimientos que la hacen grande. Grande como persona, por su grande corazón.



Una persona que te enseña tantas cosas como estrellas hay en el cielo. Y es que realmente aprendes grandes cosas a su lado.


Tiene ese silencio tan mago, quizás molesto al principio pero le da un toque de misterio que la hace tímida y hermosa a la vez. Es como esa hermana pequeña que te encantaría tener, a la que te sale del alma brindarle protección, cuidado y amor.


Con un abrazo que te regale puedes sentirte tan grande como el cielo, tan alto como las nubes, tan afortunada como jamás antes te habías sentido. Afortunada no por el dinero, no por grandes cosas materiales. Simplemente, afortunada por tenerla, por haber conseguido su amistad.


Y es que no hay palabras para describirla, porque toda palabra queda pequeña, porque vuelan más allá de las nubes, allí donde se cuela el murmuro del viento.


Solamente desearía un regalo para ser feliz. No un regalo común, algo especial; no material que el dinero pueda comprar. Un regalo invisible, invisible para el necio y el ignorante. Sencillo y hermoso. Pequeño pero grande a la vez. Sí, ese es. Mi regalo más grande.


Ella, su amistad.

1 comentario:

  1. Es super bonito!!! Saber que tienes a alguien importante en tu vida que te apoya y esas cosas =) Yo si te soy sincera, tengo pocas.. Las cuento con los dedos de una mano a las personas que importan y que de verdad me quieren con mucha amistad. Tú no pierdas a la tuya! yo tengo a las mías, que son pocas, pero es lo más bonito que tengo. Un besote guapa! ;) precioso

    ResponderEliminar