miércoles, 1 de febrero de 2012

...Un corazón roto por un alma sin corazón...

Aquella tristeza le mataba por dentro, era un dolor tan grande en el pecho que le costaba incluso respirar correctamente. Aun no podía creerse lo que había pasado, no entendía como de la noche a la mañana había cambiado su vida por completo. Era como querer sonreír pero no tener ni un mínimo de fuerzas ni ganas para hacerlo. Como querer gritar en medio del silencio toda esa rabia acumulada dentro de él. Miles de preguntas le aturdían la mente durante esos días. Preguntas sin ninguna respuesta, sin ningún por qué. Aquel muchacho se encontraba dentro de tanta duda que no sabía cuál era la manera de salir de ese agujero vacio lleno de dolor y rabia. Un agujero en el que había caído y ahora le resultaba tan difícil salir… Un agujero profundo, lleno de tristeza, de sufrimiento, de heridas y de lágrimas. De dudas, de impotencia y de rabia.


Era una sensación extraña que se apoderaba de todo su ser, como cuando sientes dolor y no puedes llorar. Sentado en el sofá volvía de nuevo a mirar su foto por décima vez. Se había aprendido todo su rostro de memoria, había empapado aquella foto con alguna que otra lágrima caída desde su tierna mejilla. Había imaginado y había recordado aquel momento tan esplendido en que se realizó la fotografía. Una tarde preciosa a su lado, un sentimiento a flor de piel que despertaba dentro de él poco a poco. Pero ahora todo había cambiado. Sentía su vida como un erial, como esa flor que se deshoja lentamente hasta que su último pétalo cae vencido hacia el suelo. No podía evitarlo, su corazón estaba destrozado y con ello su alma entera había sido herida.


Pero entonces, como si de una dulce voz se tratara, como si su ángel interior le ayudara, una débil voz procedente de su mente le hizo reaccionar. Le hizo darse cuenta del error que estaba cometiendo. Sabía que no debía seguir en aquella situación, ni lamentarse por un hecho del cual él no podía controlar, ni frustrarse porque las cosas no salieran como él esperaba. Debía escuchar bien el consejo de aquellas personas que le querían. De ellas sabía que iba a contar con todo su apoyo, que no se equivocaban cuando le mostraban ánimos para superar aquella caída. Sabía que realmente no estaba solo pues tenía a todos esos espejos del alma que repararían, con ayuda del tiempo, lentamente su alma.


Volvió a mirar la foto por última vez, se armó de valor y suspiró fuertemente.


-   Quiero ser feliz pero sobre todo, quiero ser feliz sin pensar en ti.


Ella fue su ilusión, pero sabía que a partir de ese día la olvidaría sin temor.


Y después de todo esto se preguntaba ¿cómo podría olvidar? ¿Qué debía hacer para continuar sin recordar aquella caída en ese maldito agujero? ¿Realmente podría encontrar la manera de salir de ese fondo oscuro?


Y es que no encontraba respuestas, se hundía pensando que jamás podría revivir su alma, ni tapar esos agujeros que aquella caída le había producido a su débil corazón. Porque sabía que unas simples tiritas no curarían esas grandes cicatrices.


Pero lo que él en ese momento desconocía es que había una manera de salir de aquel agujero. Quizás no del todo sencilla, pero tampoco imposible. Y es que las palabras tiempo y olvido iban a ser sus mejores amigas para poder superar aquel mal trance, para alcanzar las fuerzas necesarias y salir de esa trampa en la que había caído. Y no solo el tiempo le ayudaría a olvidar, sino que de la mano de esas personas tan importantes para él podría asomar la cabeza poco a poco, podría ver la luz de nuevo entre tanta oscuridad, podría sonreír por fin entre tantas lágrimas derrochadas.


En general, conseguiría lo que en un principio le parecía totalmente imposible después de aquel desengaño y abandono.


Y es que su corazón aun podía volverse a enamorar.


5 comentarios:

  1. Está genial guapa!!! lo haces genial!!! y cada vez mejoras mucho =)

    ResponderEliminar
  2. Precioso.. y a la vez muy triste, porque lamentablemente me siento identificado.

    ResponderEliminar
  3. quizaa lleves razon pero es muy dificil olvidaR!
    me encantoo el textooo precioso sin duda =)

    ResponderEliminar
  4. muy cierto en un principio pense que me conocias y estabas describiendo mi vida.......es muy lindo y dificil de olvidar peor sin respuestas........

    ResponderEliminar
  5. Impresionante! totalmente identificado, no hubo mejor manera de describir esto. Felicidades!

    ResponderEliminar